Ella cambió sus alas por un corazón

Él era un muchacho que cargaba en su alma una mochila de cosas para dar, cada día salía al mundo a vivir su día a día, esperaba en una esquina a que algo pasase en su vida. Él se sentía solo, llenaba su existencia con cosas pero su vacío seguía sin llenarse.

Una tarde pasó frente a él un ángel vestido de mujer y observó en sus ojos lo que varios días veía al pasar, le miró a los ojos, le saludó buscando la respuesta a esa incertidumbre. Ella parecía dura, fuerte con mucho carácter y le sonrió, sin saber que no era así que ella era su ángel.

Cuando cruzaron sus primeras palabras, él le hizo reír, ¡ella se sintió tan bien! Y quiso saber qué era reír tanto. Él le miraba y le transmitía algo que ella no podía rechazar. Ella quiso conocer todos los sentimientos, quería sentir amor, quería saber qué se sentía al ser mimada, que la protejan, ella quería sentir todo eso. Pero no sabía cómo actuar ante tantos sentimientos que él cargaba en su mochila.

Y empezaron a disfrutar de cada palabra, de cada risa, ella reía sin parar a su lado y cuando no estaba, reía al recordar los motivos de esas risas hasta reír sola. La gente al pasar los veía juntos y reían al verlos reír así. Compartían sus días de cosas nuevas y se fueron uniendo cada vez más.

Él no se había sentido jamás así, conoció sentimientos nuevos y llenaba sus días, ese vacío ya no estaba en él. Hasta que no pudieron escapar del sentimiento del amor, se enamoraron sin darse cuenta, sin querer y sin saber hacia dónde iban. Pero se unieron tanto que ella podía sentir cada cosa de él, ya era parte de él y él de ella. Su parte fuerte en apariencias fue desapareciendo y ella se hizo vulnerable al dolor humano. Dejó de ser celestial para ir convirtiéndose en carnal pero no sabía que se hacía más débil. Y lo amó más que a ella misma.

Un día el cielo le dijo que si lo seguía amando así se volvería solo humana y ya nada volvería atrás, le mostró lo que pasaría si ella aceptaba eso, y ella lo eligió sobre ella, sobre todo. Otra vez miró al cielo y se preguntó para sí ¿por qué decidía eso, por qué no podía retroceder? Y se respondió que ella era él, él se hizo en ella su gran parte, más que su corazón.

Y pensó y conoció el miedo, y se asustó y quiso escapar, pero ya era tarde. Él era su piel, su pulmón, sus latidos. Él vivía en ella. Cuando se dio cuenta y quiso escapar, no se dio cuenta de que le lastimaba pero ella sentía ese dolor y decidió desistir de intentarlo y decidió acariciarle a cada instante aunque no le tocase.

Él la necesitaba a cada segundo, en cada cosa de su día a día y se asustó de no poder respirar sin ella, de saber que si ella no estaba su vacío volvía a aparecer. También por miedo, quiso huir y trató de lastimarla sin darse cuenta de que él también se lastimaba. Ellos eran uno. Hasta en la distancia y cerca aún más.

Ella dejó sus alas por un corazón y nada volvió a ser lo que era.
Ella no tiene tierra ni lugar pero tiene el corazón de ese muchacho de ojos tristes y ella le dejó sus alas y el corazón que adquirió con él, el corazón que él formó. Ella espera cada día juntarlos para darle en la tierra sus minutos, lo que queda de ella. Ella lo abraza en su piel, lo acaricia donde esté. Lo ama más allá de la vida, más allá del amor.FB_IMG_1541274116942

Anuncios

El Presente

No existe día mas hermoso que el día de hoy
la suma de muchos ayeres forman mi pasado,
mi pasado se compone de recuerdos alegres y tristes
algunos están fotografiados y ahora son cartulinas
donde me veo pequeña, donde mi ciudad parece otra.

El día de ayer pudo haber sido un día hermoso…
pero no pude avanzar mirando constantemente hacia atrás
corro el riesgo de no ver los rostros de los que marchan a mi lado
acaso el día de mañana amanezca aún más hermoso…
pero no puedo avanzar mirando sólo el horizonte,
corro el riesgo de no ver el paisaje que se abre a mi alrededor.

Por eso, yo prefiero el día de hoy, me gusta pisarlo,
con fuerza, gozar su Sol o estremecerme con su frío,
sentir como cada instante me dice presente
sé que es muy breve, que pronto pasará,
que no voy a poder modificarlo luego, ni pasarlo en limpio.

Como tampoco puedo planificar demasiado el día de mañana:
es un lugar que todavía no existe.

Ayer, fui.

Mañana, seré.

Hoy, soy.

Por eso, hoy te digo que te quiero… hoy te escucho…

Hoy te ofrezco disculpas por mis errores…
Hoy te ayudo… hoy comparto lo que tengo…
Hoy me separo de ti sin guardarme ninguna palabra para mañana.
Porque hoy respiro, transpiro, veo, pienso, oigo,
sufro, huelo, lloro, trabajo, toco, río, amo…
Hoy, hoy estoy vivo, como tú.IMG_20180904_180631-1-1

Sabrás que te quiero.

Sabrás que te quiero,
en el silencio de este amor calmado…
en la agonía de la espera eterna…
cuando notes que estuve siempre a tu lado…
Sabrás que te quiero…
Por mis mil “te quiero” tan callados…
por los días de silencio, en que con mi pensamiento
te envié mil veces dichas… te amo…
Sabrás que te quiero…
cuando te hable con tanta ternura…
cuando de mis labios recibas
solo bendiciones…
Sabrás que te quiero…
cuando estoy nerviosa y no se que mas decirte…
cuando mi voz calla
y mis adentros te gritan que te amo…
Sabrás que te quiero…
cuando pase el tiempo
y notes que me he marchado de tu vida…
en la forma mas callada y menos prevista…
cuando sin decir adiós
me aparte de ti con una tímida sonrisa…
Sabrás que te quiero…
Cada vez que leas mis poemas…
cuando veas que sigues siendo mi alegría
y mi más honda pena…
Sabrás que te quiero…
cuando en tu mas placido sueño…
yo llegue hasta ti
y en un leve eco te vuelva a decir te quiero…FB_IMG_1497629123861

Desnúdame

fuente-de-pareja-fin-de-semana-romantico1.jpgVen a navegar por mi cuerpo desnudo,
con tus manos ardientes de pasión
descubre mi sensibilidad
y ahógate en mis ríos de ansiedad.

Recorre cada parte de mi cuerpo,
que deseoso está de ti
estremécete y entrégate
que tu excitación me hace desmayar.

Acaríciame lentamente,
hazme resurgir
rodea mi cintura,
bésame con locura,
hazme delirar,
enrédate en mi cabello
y no me dejes nunca escapar.

Mírame a los ojos
mientras tus manos siguen recorriendo mi cuerpo
encuentra mis oscuridades
y navega en ellas sin recelos.

Déjame sentir tu firmeza
que provoca jadeos y suspiros sin frenos ni esperas.

Ámame esta noche amor,
que necesito hoy sentirte dentro de mi
y disfrutar lo nuestro
como cada noche se vuelve éste…
nuestro tan esperado encuentro.

Colaboración de Emma
México

Reflexiónes de fin de año.

No dejes que termine este año sin haber alimentado tus sueños .
No te dejes vencer por el desaliento.
Di lo que sientas sin temor a perder y no te arrepientas si no llega lo que esperabas no te preocupes jamás te detengas.
No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte, que es casi un deber. No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y la poesía sí pueden cambiar el mundo. Porque pase lo que pase, nuestra esencia está intacta.
Somos seres humanos llenos de posibilidades.
La vida es desierto y oasis, nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia.
No dejes nunca de soñar, porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores, el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso. No te resignes. Huye!!
Emite tu alarido sano por los techos de este mundo.
Valora la belleza de las cosas simples, y también la simpleza de la belleza.
No traiciones tus creencias, todos necesitamos aceptación, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos, eso transforma la vida en un infierno. Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante.
Vívela intensamente sin mediocridades.
Piensa que en ti está el futuro y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes pueden enseñarte.
No existe nadie tan sabio que no pueda aprender algo nuevo, como tampoco hombre tan pobre que no tenga algo por enseñar.
¡¡Aprende!! pero sobre todo aprende a vivir.
¡¡Enseña!! No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas… y por sobre todas las cosas siempre tratar de ser una mejor persona cada dia ese es la mejor forma de terminar el año y empezar de nuevo.

Autor : Lucia Torres

Nuestro paraíso mágico!

Veo tu imagen tierna, delicada, romántica con un brillo peculiar en tu rostro que inspiraba mucha ternura, que provoca llenar de besos, caricias, mimos, abrazos así nos volvamos intensos, y con el sólo hecho de recordarte siento como vibra y se estremece todo mi ser; una emoción que no tiene explicación en todo mi cuerpo. El paisaje romántico, la música tu compañía complementaron ayer el hermoso paisaje que nos rodeaba.

Estábamos en un paraíso donde no había cavidad si no para ti y para mí, donde nuestras almas compartieran por un rato un momento placentero lleno de caricias y de besos, donde habiendo dos sólo quedamos uno, ya que estábamos compenetrados en un paraíso romántico lleno de ternura y mucho amor. Cuando estoy contigo me siento segura, protegida, envuelta en tu enorme cuerpo en el que me pierdo cada vez que me abrazas, me besas y me acaricias delicadamente cada parte de mi ser…

Hubiera deseado que se detuviera el tiempo y nos hubiéramos quedado ahí impregnados los dos hablando, mirándonos. ¡Mientras tú me susurrabas yo te amaba!, el cielo se hizo visible en tus ojos, fue como un frenesí de besos, una lujuria de sentimientos, fue un instante sin fin, sin tiempo para soñar, sólo amándonos, con nuestras miradas, nuestros besos, ¡nuestras caricias!…

Eres un sueño de dioses que te hicieron para mí, eres compañía del pecado para calmar mi deseo, eres todo y aún más…
eres para mí…

Hablando desde el Fondo de mi corazón!

Mi corazón siempre volará hacia ti, como un pájaro, desde cualquier lugar del mundo y con seguridad te encontrará… Porque te habías convertido hasta tal punto en parte del cielo que se extiende sobre mí, que yo sólo tenía que levantar la mirada para estar a tu lado.

Incluso si me encerraran en un calabozo, ese pedazo de cielo seguiría extendiéndose dentro de mí, y mi corazón volaría hacia él como un ave. Por eso todo es tan sencillo, tan extraordinariamente sencillo y bello y tan lleno de significado.así es el amor sin limite , el más grande y el mas fuerte que existe.